Buscar
  • Paola Casallas

Acepté un cargo por debajo de mis expectativas. Ahora me siento frutrad@ ¿Qué hago?

Recibo una llamada y es Patricia una directora de oficina de una importante compañía financiera que me busca para asesorarla y lograr un ascenso de cargo. Indagando sobre su experiencia me cuenta acerca de su anterior cargo donde fue Gerente, pero debido a cambios estructurales la compañía tomo la decisión de prescindir de ella y después de 6 meses de búsqueda acepto su cargo actual.

Desde el inicio de su cargo, me explica que sabía que este era un paso temporal y que ha decidido continuar la búsqueda con la seguridad de un sueldo “nutricional”, es decir un sueldo que le permite pagar sus gastos pero no le alcanza para la calidad de vida, ni corresponde al nivel de cargo al cual se había acostumbrado.


Sin embargo, pasado los días en su cargo actual se siente triste y frustrada por no estar en un cargo a la altura de su experiencia, formación y por supuesto, expectativa salarial. Continuando con la llamada, me informa que en su búsqueda laboral activa ha participado en dos procesos de alto nivel pero en ninguno de ellos ha sido exitoso, a pesar de su buen perfil.

Ahora, en el borde de la desesperación decide llamarme para ayudarla a ser efectiva con sus resultados. Terminada su explicación, mi diagnóstico es el siguiente:

"ESCAZES DE GRATITUD"

Se queda atónita y le explico los pasos que debería seguir para conseguir ese empleo que ama, incluyendo un ejercicio de gratitud diario.


Cuando se esta en un trabajo nutricional, el empleado olvida que primero aparte de ser elegido por una compañía que espera el mejor desempeño en su cargo, puede ser un excelente campo de entrenamiento para pasar a un siguiente nivel.

La mayoría de los profesionales desprecian este paso en su carrera y con frecuencia eso los condena a permanecer allí más tiempo del deseado.

¿Por qué?

Porque en vez de concentrarse en entrenarse para un máximo nivel de compromiso, utilizan toda su energía mental en enfocarse en lo malo que hay en el puesto que tienen actualmente y en compararse con otros colegas de su mismo perfil.


De esta manera, como consecuencia se generan muchos efectos: el primero de ellos, es un bajo desempeño laboral debido a la baja energía del colaborador y posiblemente conflictos laborales debido a su pésima actitud, lo que lo elimina la posibilidad de destacarse por sus fortalezas. Por otro lado, también frena la efectividad de sus respuestas en un proceso laboral y por último, afecta su desempeño debido a su actitud mental.


Por todo lo anterior, te recomiendo que si decidiste aceptar un trabajo nutricional por la necesidad de cumplir con tus obligaciones, te entrenes en una habilidad que te va a llevar a niveles de mayor abundancia económica y un alto desempeño profesional: Se tú mejor versión en donde quiera que vayas.

“Si haces lo que nadie durante un tiempo, algún día vivirás como nadie lo hace durante mucho tiempo” Anónimo

Se que lo que te estoy diciendo tal vez te parezca una locura y que tu mentalmente estés pensando “pues yo no voy a esforzarme ni trabajar mejor por lo poco que me pagan”. Respira, solo por un momento quiero que te imagines la vida como si fuera una balanza donde en un lado pones tus resultados, tu mejor versión y en el otro esta lo que obtienes de la vida. Si haces este ejercicio con excelencia, consciencia y coherencia cuando la balanza tenga que equilibrarse adivina que te dará: Solo abundancia.

Trabaja tan duro en este empleo y continúa la búsqueda, que cuando la vida te entregue el cargo o labor soñado, todas las personas incluido tu jefe te rueguen para quedarte. El día que esto pasé sabrás que tu trabajo ahí esta cumplido.

Y finalmente, te dejo tres frases para reflexionar:

  • Ten presente que la decisión de tomar ese trabajo solo fue tuya y que tienes el derecho y la LIBERTAD de dejarlo en cualquier momento, aceptando las consecuencias que esto generé.

  • Agradece, el trabajo que hoy desprecias es el sueño para una persona en situación de desempleo o pobreza.

  • Recuerda que tu cuerpo expresa desde tus gestos, palabras hasta tu postura la felicidad y frustración que sientes, tu decides cuál quieres que sea tu marca personal.

0 vistas
 

©2019 creado con amor por UnaFelizMente.